jueves, octubre 19

Reflexión Dominical

Con los sentimientos de Jesucristo

Con los sentimientos de Jesucristo

Reflexión Dominical
  Una cosa es bien clara: la vida de los cristianos debe mostrarse a través del testimonio. La fe no es para asumirla como algo meramente intelectual o para decir que se es creyente. La fe implica y exige ser vivida. Por eso, como bien lo enseña Pablo, debemos decir “para mí la vida es Cristo”. Más aún, nos enseña el Apóstol “no soy yo quien vive, es Cristo quien vive en mí”. Por eso, todo lo que hacemos, lo hemos de realizar en el nombre de Jesús. Y así el testimonio de vida se presenta como la mejor manifestación de una vida de fe. (más…)
¡BANDIDOS!

¡BANDIDOS!

Reflexión Dominical
El pasado domingo 17 de septiembre, de manera pública, se acusó a los obispos venezolanos de “bandidos”. Concretamente se dijo: “con la bendición de unos obispos bandidos que no protegen al pueblo, que no caminan como Cristo las calles del pueblo, que no sufren, que no comparten la solidaridad con el pueblo, sino que están en una conspiración permanente, y utilizan la sotana para conspirar y dañar el país”. No es extraño el recibir ese tipo de acusaciones que, además de ser ofensivas huelen a calumnia. (más…)
Un Dios seductor

Un Dios seductor

Reflexión Dominical
Jeremías fue uno de los más grandes profetas del Antiguo Testamento. Aunque no quiso ser profeta. Puso muchos obstáculos a la llamada de Dios. Pero, a la vez se sentía vencido ante los argumentos de Dios. No importaba si era joven, si era de la familia sacerdotal proscrita en Anatot, si no sabía hablar… el Señor lo convenció e hizo su profeta. A lo largo de su vida sufrió persecuciones, castigos y menosprecios: Esto lo llevó a renegar y hasta maldecir el día en el que había nacido. Por eso, se le conocía por su rebeldía. (más…)
Confesar la propia fe en Jesús

Confesar la propia fe en Jesús

Reflexión Dominical
De nuevo Pedro: luego del episodio donde le fue recriminada su poquedad de fe, y del reconocimiento de la inmensa fe de la mujer Cananea, Pedro hace una demostración de su propia fe. Ante la pregunta del Maestro sobre quién dice la gente que era Él, da las diversas respuestas que hay en el ambiente. Inmediatamente, al ser interrogado sobre lo que él y sus discípulos afirman, Pedro responde de manera directa y precisa “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”. Es otra osadía de Pedro; pero esta vez le salió de lo mejor. Pues se convirtió en una confesión de fe, con una consecuencia en su futuro. (más…)
Mujer de inmensa fe

Mujer de inmensa fe

Reflexión Dominical
Muy al contrario de lo acontecido con Pedro y sus discípulos cuando se les apareció caminando por las aguas, una mujer cananea, ni siquiera israelita o creyente en Yahvé, se le acerca a Jesús reconociendo en él su poder divino. Mientras Pedro duda y se comienza a hundir por miedo a las aguas turbulentas, la mujer cananea se acerca a Jesús con plena confianza de que curará a su hija. Jesús le señala que ella no es israelita. Pero, sin timidez y con decisión, se atreve a pedir, aunque sean migajas de la mesa de su señor. Por eso, sabiendo que él podía, le ruega la curación de su hija. El señor le concede la gracia solicitada, pero, a la vez, deja una enseñanza: “Mujer ¡qué grande es tu fe!”. (más…)
Hombre de poca fe

Hombre de poca fe

Reflexión Dominical
En variados episodios del evangelio, nos conseguimos cómo Jesús alaba la fe de quienes, sin ser judíos, comienzan a ver en él al Mesías. Pero, a la vez, les recrimina, sobre todo, a sus discípulos más cercanos que son “hombres de poca fe”.  Así sucede en el episodio de la “tempestad calmada”. De igual modo, se lo dice a Pedro, quien lo desafía al verlo caminar sobre las aguas. Antes, a él y sus compañeros, Jesús les ha dicho “no tengan miedo soy yo”. La barca donde surcaban el lago se veía estremecida por las aguas turbulentas del momento. El Señor le sale a su encuentro caminando sobre ellas. Los discípulos se asustan y creen que es un fantasma. Es cuando le invita a no tener miedo y a ver quién es él. Pero Pedro, se envalentona y reta al Maestro: “Señor, si eres tú, mándame ir a ti c
La auténtica sabiduría

La auténtica sabiduría

Reflexión Dominical
Uno de los géneros literarios que nos encontramos en la Biblia es el sapiencial. Es decir, el de la sabiduría. Hay un conjunto de libros del Antiguo Testamento conocidos como “libros sapienciales”, porque transmiten los elementos fundamentales de la Sabiduría. Pero también en los otros libros del Antiguo Testamento así como los del Nuevo testamento encierran la sabiduría que viene de Dios. Además podemos encontrar rasgos del estilo sapiencial en muchas páginas de la Biblia. (más…)
¡Quien tenga oídos, que oiga!

¡Quien tenga oídos, que oiga!

Reflexión Dominical
Uno de los problemas más serios que se encuentra un creyente ante la palabra de Dios es el de las malas o falsas interpretaciones. La palabra de Dios es directa y tiene un sentido y una intención, los cuales les llega de su autor, el Espíritu Santo. Las formas humanas con las cuales se transmite la palabra de Dios son las expresiones empleadas por los autores sagrados, con su estilo, con su cultura y con el contexto histórico en el cual viven. Entre las miles de frases o dichos que nos conseguimos en los textos bíblicos, hay una que se repite con frecuencia y de variados modos. En especial en el Evangelio y algunos otros textos del Nuevo Testamento, nos conseguimos con uno de esos dichos que posee una característica sapiencial. Es decir, hace referencia a la sabiduría que proviene de D
Los riesgos del sembrador

Los riesgos del sembrador

Reflexión Dominical
La Palabra de Dios, en variadas ocasiones, nos presenta el símil de la siembra, de la semilla que da fruto, o de la acción de quien recoge lo sembrado. Es una imagen muy propia de todos los pueblos y fácil de entender para las diversas aplicaciones que se le quiera dar por parte de los autores sagrados. Isaías nos habla de la Palabra de Dios sembrada y que no regresará al mismo Dios sin dar fruto. El salmista nos advierte de cómo el Señor prepara la tierra para el trigo y cómo la cuida para el fruto esperado. Jesús nos habla de las dificultades cuando se siembra el trigo, pues el enemigo no escatimará esfuerzos para llenar de cizaña el campo. Por otro lado, para explicar cómo la Palabra da fruto, nos presenta la parábola del sembrador. (más…)
A quien me reconozca… yo lo reconoceré

A quien me reconozca… yo lo reconoceré

Reflexión Dominical
En evangelista Mateo refiere una enseñanza muy interesante del Divino Maestro. El advierte cómo Jesús invita a no tener miedo de los hombres: a quienes quieren ocultar la verdad, o a quienes quieren aniquilar el cuerpo, a quienes imponen cargas pesadas o a quienes quieren asustar con burlas, persecuciones o incomprensiones… Es un llamado a vivir en la libertad de los hijos de Dios. (más…)
www.000webhost.com