Jueves, Agosto 24

Reflexión Dominical

Mujer de inmensa fe

Mujer de inmensa fe

Reflexión Dominical
Muy al contrario de lo acontecido con Pedro y sus discípulos cuando se les apareció caminando por las aguas, una mujer cananea, ni siquiera israelita o creyente en Yahvé, se le acerca a Jesús reconociendo en él su poder divino. Mientras Pedro duda y se comienza a hundir por miedo a las aguas turbulentas, la mujer cananea se acerca a Jesús con plena confianza de que curará a su hija. Jesús le señala que ella no es israelita. Pero, sin timidez y con decisión, se atreve a pedir, aunque sean migajas de la mesa de su señor. Por eso, sabiendo que él podía, le ruega la curación de su hija. El señor le concede la gracia solicitada, pero, a la vez, deja una enseñanza: “Mujer ¡qué grande es tu fe!”. (más…)
Hombre de poca fe

Hombre de poca fe

Reflexión Dominical
En variados episodios del evangelio, nos conseguimos cómo Jesús alaba la fe de quienes, sin ser judíos, comienzan a ver en él al Mesías. Pero, a la vez, les recrimina, sobre todo, a sus discípulos más cercanos que son “hombres de poca fe”.  Así sucede en el episodio de la “tempestad calmada”. De igual modo, se lo dice a Pedro, quien lo desafía al verlo caminar sobre las aguas. Antes, a él y sus compañeros, Jesús les ha dicho “no tengan miedo soy yo”. La barca donde surcaban el lago se veía estremecida por las aguas turbulentas del momento. El Señor le sale a su encuentro caminando sobre ellas. Los discípulos se asustan y creen que es un fantasma. Es cuando le invita a no tener miedo y a ver quién es él. Pero Pedro, se envalentona y reta al Maestro: “Señor, si eres tú, mándame ir a ti c
La auténtica sabiduría

La auténtica sabiduría

Reflexión Dominical
Uno de los géneros literarios que nos encontramos en la Biblia es el sapiencial. Es decir, el de la sabiduría. Hay un conjunto de libros del Antiguo Testamento conocidos como “libros sapienciales”, porque transmiten los elementos fundamentales de la Sabiduría. Pero también en los otros libros del Antiguo Testamento así como los del Nuevo testamento encierran la sabiduría que viene de Dios. Además podemos encontrar rasgos del estilo sapiencial en muchas páginas de la Biblia. (más…)
¡Quien tenga oídos, que oiga!

¡Quien tenga oídos, que oiga!

Reflexión Dominical
Uno de los problemas más serios que se encuentra un creyente ante la palabra de Dios es el de las malas o falsas interpretaciones. La palabra de Dios es directa y tiene un sentido y una intención, los cuales les llega de su autor, el Espíritu Santo. Las formas humanas con las cuales se transmite la palabra de Dios son las expresiones empleadas por los autores sagrados, con su estilo, con su cultura y con el contexto histórico en el cual viven. Entre las miles de frases o dichos que nos conseguimos en los textos bíblicos, hay una que se repite con frecuencia y de variados modos. En especial en el Evangelio y algunos otros textos del Nuevo Testamento, nos conseguimos con uno de esos dichos que posee una característica sapiencial. Es decir, hace referencia a la sabiduría que proviene de D
Los riesgos del sembrador

Los riesgos del sembrador

Reflexión Dominical
La Palabra de Dios, en variadas ocasiones, nos presenta el símil de la siembra, de la semilla que da fruto, o de la acción de quien recoge lo sembrado. Es una imagen muy propia de todos los pueblos y fácil de entender para las diversas aplicaciones que se le quiera dar por parte de los autores sagrados. Isaías nos habla de la Palabra de Dios sembrada y que no regresará al mismo Dios sin dar fruto. El salmista nos advierte de cómo el Señor prepara la tierra para el trigo y cómo la cuida para el fruto esperado. Jesús nos habla de las dificultades cuando se siembra el trigo, pues el enemigo no escatimará esfuerzos para llenar de cizaña el campo. Por otro lado, para explicar cómo la Palabra da fruto, nos presenta la parábola del sembrador. (más…)
A quien me reconozca… yo lo reconoceré

A quien me reconozca… yo lo reconoceré

Reflexión Dominical
En evangelista Mateo refiere una enseñanza muy interesante del Divino Maestro. El advierte cómo Jesús invita a no tener miedo de los hombres: a quienes quieren ocultar la verdad, o a quienes quieren aniquilar el cuerpo, a quienes imponen cargas pesadas o a quienes quieren asustar con burlas, persecuciones o incomprensiones… Es un llamado a vivir en la libertad de los hijos de Dios. (más…)
Dios del amor y de la paz

Dios del amor y de la paz

Reflexión Dominical
  El Dios en quien creemos los cristianos, revelado por Cristo, Palabra encarnada en medio de la humanidad, es un Dios de amor y de paz. No son simples características colocadas por fieles devotos. Nacen de su misma esencia. Más aún, San Juan en su primera carta lo identifica claramente: “Dios es amor”. Por amor crea el cielo y la tierra, crea al hombre y a la mujer a su imagen y semejanza y, a pesar de su desobediencia, lo redime y lo convierte en su hijo. Manifiesta su amor en todo momento. Por ese amor a la humanidad, envía a su Hijo para liberar a la humanidad de la esclavitud del pecado. Con ello, sencillamente introduce de nuevo la Paz entre todos los seres humanos. No en vano, San Pablo proclama que Cristo es nuestra Paz. Éste la da a sus discípulos, luego de su Resurrec
Tiempo del Espíritu

Tiempo del Espíritu

Reflexión Dominical
  Litúrgicamente, hablamos del tiempo de la pascua del Resucitado que culmina el día de Pentecostés. Ese día comienza en la historia de la salvación el Tiempo de la Iglesia. Litúrgicamente, se retoman los domingos ordinarios (con algunas fiestas especiales en domingos subsiguientes). El tiempo ordinario es el tiempo dedicado a ver las diversas maneras de cómo Jesús se hace presente en la vida de la humanidad y cómo la Iglesia lo vive. Es necesario tener esto en cuenta, para hacer de la liturgia la acción con la que la Iglesia celebra la fe que manifiesta de modo testimonial y que alimenta con su misión evangelizadora. A partir de Pentecostés, ciertamente, podemos hablar del TIEMPO DEL ESPIRITU. Es con su acción como los creyentes se lanzan a la aventura de la evangelización.
¿Qué hacen viendo hacia arriba?

¿Qué hacen viendo hacia arriba?

Reflexión Dominical
  El acontecimiento de la Ascensión, cuando es analizado con detenimiento, nos presenta una serie de elementos para la reflexión, la oración y el compromiso evangelizador. Podemos destacar tres de ellos: uno primero, es el preludio: el encuentro continúo de Jesús con sus discípulos para instruirles y asegurarles la venida del Consolador. Un segundo elemento, es el mandato evangelizador, de salir a anunciar el evangelio y conseguir nuevos discípulos, con la nueva cualidad de ser testigos. Y el tercer elemento, es el asombro de la fe. Si bien ya estaban instruidos, no deja de llamarles la atención su ascensión a los cielos. Es un evento donde la fe juega un papel preponderante. De hecho, dos hombres vestidos de blanco, les preguntan a los apóstoles ¿Qué hacen viendo hacia arri
Piedras vivas

Piedras vivas

Reflexión Dominical
Muchos de los símbolos e imágenes propuestos en la Palabra de Dios, sobre todo referentes a las consecuencias de la Pascua podrían resultar contradictorios: desde el nuevo nacimiento hasta el concepto de vida nueva; desde el pastor presentado como puerta hasta la autoidentificación de Jesús como “camino, verdad y vida”. Uno de esos símbolos, presentado por Pedro en su Carta a la Iglesia, tiene esa característica. El habla de Cristo como “la piedra viva” por excelencia. Y, a la vez, menciona a los bautizados o discípulos de Jesús como “piedras vivas” que van entrando en el templo espiritual. ¿Cómo puede una piedra, objeto inanimado, recibir la connotación de viva? El autor sagrado se vale de esta imagen y símbolo para destacar la necesidad de reconocer a Cristo como el fundamento ese
www.000webhost.com