domingo, agosto 25

Mensaje al Presbiterio de San Cristóbal

¡Salud y paz en el nombre del Señor!

 

 

Queridos hermanos:

Ya en vísperas de mi viaje a Roma para la Visita ad Limina, quiero hacerles llegar junto con mi fraterno saludo, la reiteración de mi afecto y comunión con ustedes. Ustedes son los próvidos colaboradores en el ejercicio de mi ministerio episcopal en nuestra Iglesia de San Cristóbal. Les aseguro el recuerdo permanente siempre en la Eucaristía y la oración, pero que será intensificado en este tiempo de gracia como lo es la Visita ad Limina. El día 6 de septiembre los obispos celebraremos en San Pedro. Entonces, todos ustedes y los demás miembros de nuestra diócesis estarán particularmente en el altar. Asimismo dedicaré todo el día 12 de septiembre, con sus actividades, a orar por el presbítero y el seminario de San Cristóbal.

Quiero recordarles el compromiso de ser pastores con olor a ovejas en estos tiempos de grave crisis que golpea a Venezuela. La gente nos debe sentir más cercanos que nunca y como verdaderos servidores de un pueblo al cual pertenecemos. Las variadas y crecientes expresiones de caridad pastoral junto con las acciones de solidaridad deben mostrar que tenemos los mismos sentimientos de Cristo, Sumo y Eterno Sacerdote.  No olvidemos nuestra opción preferencial por los más pequeños, y entre ellos los migrantes, ayudándoles en lo que está a nuestro alcance. Acrecentemos nuestro compromiso y el de nuestros fieles con las comunidades de la frontera y de Cúcuta que generosamente atienden a miles de venezolanos.

El próximo 11 de septiembre debemos organizar una intensa jornada de oración por los frutos espirituales y pastorales de la Visita ad Limina.  Sugiero que ese día se pueda exponer el Santísimo Sacramento todo el día u otra actividad de oración. Pidan a los fieles que en sus hogares recen el Santo Rosario y que los enfermos y ancianos se unan con su oración por esa intención.

El Vicario Episcopal de Pastoral les enviará informaciones para ir preparando la ASAMBLEA DIOCESANA DE PASTORAL, a realizarse el 12 de octubre próximo en nuestro Seminario Diocesano (desde las 8 am). Es importante la participación de todos junto con los delegados de cada parroquia y de los laicos designados.

Quiero pedirles que intensifiquemos nuestra oración por el Papa FRANCISCO ante los ataques que ha venido recibiendo. Nuestra oración junto con nuestra filial adhesión y comunión con él, será sin duda expresión de consuelo en estos momentos. Yo se lo haré saber transmitiendo los saludos de ustedes y de todo el Pueblo de Dios en el Táchira, a la vez que colocamos su vida y ministerio bajo la maternal protección de María del Táchira, Nuestra Señora de la Consolación. No dudemos en defenderlo públicamente.

Nos mantendremos unidos en la oración y en la configuración a Cristo Sumo y Eterno Sacerdote. Él, representado en el hermoso icono del Rostro Sereno, Santo Cristo de La Grita, nos bendiga y nos fortalezca en el ministerio y la comunión fraterna con la gracia del Espíritu Santo. María del Táchira nos proteja siempre.

 

Con mi cariñosa bendición,

 

Mario del Valle, Obispo de San Cristóbal

 

 

29 de agosto de 2018, Fiesta del Martirio de San Juan Bautista.

www.000webhost.com