Jueves, Agosto 24

Monseñor Marco Tulio Ramírez – IV Obispo (1984-1998).

Nació en Cordero, Estado Táchira, el 23 de junio de 1923, Mons. Marco Tulio Ramírez Roa fue designado Obispo de Cabimas en 1970. Luego de la renuncia de Mons. Fernández-Feo, fue elegido por Juan Pablo II como Obispo de San Cristóbal. Tomo posesión de su sede episcopal el 23 de febrero de 1985 y gobernó pastoralmente esta iglesia local hasta el 26 de febrero de 1998, cuando falleció. Hombre sensible al dolor y a los pobres, de alma sencilla y corazón de pastor bueno, se distinguió como un padre para su grey, siempre optimista y feliz; mientras más pobre era el prójimo que atendía, se sentía más dichoso y cerca de Dios. No dejaba de mostrar nunca su amor preferencial por los más pobres y pequeños de la sociedad.

Mons. Ramírez Roa manifestó una especial predilección por el seminario, del cual había sido su rector. Amplio la planta física y consiguió la afiliación del mismo a la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Así, los estudiantes podían optar al título de Bachillerato Pontificio en Teología. Envió a sacerdotes a especializarse en diversas Universidades de Europa. Siguiendo la línea de sus predecesores, mantuvo un estrecho contacto con el seminario y durante su ministerio episcopal fueron ordenados 80 sacerdotes.

Manifestó una especial atención a los laicos, impulsando los grupos apostólicos. Promovió el congreso de Apostolado Seglar de la Diócesis de San Cristóbal así como el CEDICAL. Se fundaron las Cofradías del Santísimo y se creó la unión Diocesana de Cofradías del Santísimo Sacramento. Además de fundar nuevas parroquias, invito a diversos institutos seculares, y congregaciones a incorporarse en el trabajo pastoral de la Diócesis entre ellas la Fraternidad Verbum Dei, la Cruzada del Espíritu Santo, la Familia Fuente Real, los Padres Franciscanos Conventuales, los Padres Oblatos de María Inmaculada, los Padres Mercedarios. De igual modo favoreció la apertura de varios seminarios o casas de formación de Congragaciones religiosas: El Seminario Mercedario, El Seminario Franciscano San José de Cupertino, El Seminario de los Padres Oblatos de María Inmaculada. También llegaron a la Diócesis los Padres Camaldulenses para comenzar un monasterio en las cercanías de Pregonero.

En este tiempo, el Papa Juan Pablo II realizo sus dos visitas apostólicas a Venezuela, con nutridas delegaciones, acompaño al Santo Padre en Mérida (enero de 1985) y en Guanare el 10 de febrero de 1996. Con motivo de la primera visita del Papa, como en todas las Diócesis de Venezuela organizo y dirigió la Misión Nacional y, posteriormente entre 1986 y1992, la conocida Misión Permanente. Luego de la Muerte de Mons. Ramírez Roa, cuyos restos reposan en la Catedral de San Cristóbal, y hasta junio de 1999, fue designado por el Papa Juan Pablo II como Administrador Apostólico de la Diócesis, Mons. Baltazar Enrique Porras Cardozo, preparo el camino del próximo Obispo. Animo la pastoral, creando normas y criterios comunes para la catequesis. Inauguro una nueva sede para el CEDICAL, así como para el Museo Diocesano Mons. Alejandro Fernández-Feo y creo el Archivo Diocesano, que lleva el nombre de Mons. Sánchez Espejo. Preparo de manera digna y con sentido pastoral la llegada del Quinto Obispo del Táchira.

www.000webhost.com