jueves, septiembre 21

Sacerdotes peregrinaron al Santuario Diocesano del Santo Cristo en La Grita

Como cada año los sacerdotes de la Diócesis de San Cristóbal realizaron su peregrinación al Santuario Diocesano de La Grita para orar ante la imagen sagrada del Santo Cristo de los Milagros, renovaron sus compromisos sacerdotales y elevaron una plegaria de acción de gracias por el 25 aniversario de un grupo de presbíteros.

La jornada comenzó con el encuentro de reflexión sobre la “formación permanente en el ministerio sacerdotal”, además de compartir algunas orientaciones sobre el acompañamiento pastoral a los fieles de esta Iglesia local en medio de las dificultades políticas y económicas que atraviesa. “Nuestro compromiso es contagiar de esperanza a los hombres y mujeres de hoy”, exhortó el Obispo diocesano.

La Eucaristía presidida por el Obispo Diocesano –Monseñor Mario Moronta- en el Santuario Diocesano del Santo Cristo ha tenido como intención especial, la acción de gracias por los 25 años de los sacerdotes: Josué Calderón, José Gregorio Melo, Renato Cortez, José Ramón Salcedo, Carlos Javier García, Jairo Clavijo, Jorge Leodan Ramírez, Alexis Sánchez, y Pio Colmenares. Quienes recibieron la Ordenación Sacerdotal el 14 de agosto de 1992, por imposición de manos del Obispo Marco Tulio Ramírez Roa.

Los 80 sacerdotes que asistieron a la peregrinación renovaron los compromisos sacerdotales, aquellos adquiridos el día de su ordenación sacerdotal.

Monseñor Mario Moronta en su homilía desarrolló una Lectio Divina sobre el Salmo 133 (132) el Canto de Peregrinación de David: “¡Que agradable y delicioso que los hermanos vivan unidos!”.

En la meditación el Obispo reflexionó sobre el llamado a vivir como hermanos. “El Señor nos está invitando a reconocer que vivimos no aisladamente sino en comunión con los otros hermanos en la fe. En el caso de nosotros como sacerdotes, tenemos una experiencia muy particular: la del presbiterio”, señaló.

El Obispo finalmente invitó a los sacerdotes para que este viernes desde sus parroquias se unan en oración por Venezuela, implorando la paz y reconciliación para este país. Y el sábado, 05 de agosto, motiven a las familias a orar en sus hogares con un cirio encendido, como símbolo del “paso esperanzador de Santo Cristo por nuestra vida”.

www.000webhost.com