jueves, octubre 19

Obispo Mario Moronta exhorta a “gastarnos por la reconciliación”

Como cada 6 de agosto en el Santuario Diocesano de La Grita la imagen sagrada del Santo Cristo abrazó con su misericordia a miles de devotos peregrinos que manifestaron su fe, en la solemnidad de la Transfiguración del Señor. Devoción de 407 años de historia que en la actualidad exhorta a “gastarnos por la reconciliación en Venezuela”.

La misa pontifical en honor al Santo Cristo fue presidida por el Obispo de la Diócesis de San Cristóbal -monseñor Mario Moronta- acompañado también en la concelebración por el Obispo emérito de Mérida, monseñor Luis Márquez, sacerdotes diocesanos y religiosos, además de los miles de devotos del “Patrono del Táchira”.

La ceremonia se efectuó en la zona techada del Santuario Diocesano, donde los peregrinos habían permanecido desde la noche anterior en vigilia de oración,  luego de llegar a La Grita, algunos de ellos, haciendo recorridos hasta de 18 horas caminado, o extensos viajes en bicicleta o automóvil, no sólo desde otros pueblos de la región sino también de otros estados y naciones, como Colombia y México.

El Obispo de la Diócesis de San Cristóbal en su reflexión alentó a fortalecer la confianza en Dios, viviendo la paz de Cristo que llama a los bautizados a ser ministros de la reconciliación a imagen del Buen Pastor, en la difícil situación que vive Venezuela.

“No es un secreto la profunda crisis en el país. Los factores políticos están más pendientes de su forma de mantenerse en el poder o como acceder a él. Hay un ansia desmedida de poder. Los factores económicos expresan las dificultades que encuentran para poder producir lo que se necesita en Venezuela y no deja de haber quienes se valen de la situación para la especulación. Campea la corrupción manifestada de diversos modos”, dijo monseñor Moronta.

Denunció además los principales modo de corrupción vividos en la región andina, como el “bachaqueo, contrabando, matraqueo, tráfico de personas”. Aseveró el Obispo que también “crece el hambre y escasean los alimentos y las medicinas”, pero como dato curioso se mantienen en aumento la venta de licor.

Pidió monseñor Moronta a vivir “la confianza en Dios: no con un sentido de resignación o de fatalismo, sino con la seguridad de que Él nos da la sabiduría, la decisión y la certeza para salir adelante. No es con pietismos, ni con “milagritos”, sino con la confianza puesta en Él como iremos superando y creciendo en la vocación a vivir la libertad de los hijos de Dios”.

También el Prelado advirtió de las naciones que quieren ayudar a Venezuela a salir de la crisis, pero no hacen nada por cuidar sus intereses económicos, por ello se preguntó: ¿Acaso no son los países europeos que siempre hablan de un apoyo al pueblo venezolano de entre los que hay quienes venden armas tanto al gobierno como a otros grupos armados?

También se cuestionó el Obispo del Táchira sobre ¿Por qué las autoridades no enfrentan el tráfico de niños llevados a otros países hermanos para convertirlos en mendigos? y ¿Por qué no se termina de enfrentar, de una vez por todas, el narcotráfico y sus comercios anexos? Denuncia Monseñor Moronta que “en nuestra región y país no se quiere enfrentar estos problemas”.

“No puede considerarse buen cristiano quien, aún siendo bautizado, opta por los caminos de las tinieblas y se dedica a actuar en contra de ella. Al venir ante el Santo Cristo del rostro sereno podemos contemplar en Él ese misterio de la vida nueva engendrada en la cruz y hecha resplandeciente con la Resurrección”.

Finalmente insistió el Obispo a que “en nuestro país, debemos gastarnos por la reconciliación”. Dijo Monseñor Moronta que no se trata de impunidad ni de conformismos.  Ya que “quienes tienen responsabilidades por sus graves faltas contra la vida, contra la paz y contra la convivencia deben ser sometidos a la justicia”.

Anunció el Obispo que la imagen peregrina del Santo Cristo será llevada en los próximos días a la Basílica de Nuestra Señora de la Consolación para la fiesta de la Virgen, y luego peregrinará a las parroquias de la frontera y algunas ciudades de Colombia para luego regresar al Táchira y visitar todas las parroquias de la Diócesis de San Cristóbal.

El obispo diocesano hizo un reconocimiento público de agradecimiento al artista Miguel Ángel Márquez quien realizó la restauración de la imagen del Santo Cristo. Elogió el Monseñor Moronta la técnica utilizada y el espíritu de fe que implemento durante su trabajo.

La ceremonia fue acompañada por los cantos del Coro Diocesano, y la asistencia litúrgica de los jóvenes seminaristas y un grupo de laicos servidores, coordinador por el presbítero Jesús Duque –Rector del Santuario- quien agradeció la participación de todos los fieles.

Luego de la Eucaristía la imagen del Santo Cristo fue llevada en procesión por las calles de La Grita, recibiendo el homenaje de los devotos con sus oraciones y cantos, hasta llegar a la Basílica del Espíritu Santo donde reposa habitualmente la imagen sagrada.

www.000webhost.com