lunes, septiembre 16

Reflexión Dominical

Emaús

Emaús

Reflexión Dominical
El relato evangélico de los discípulos de Emaús es altamente rico en ideas y enseñanzas. Generalmente es muy empleado en meditaciones y retiros espirituales. La Liturgia pascual lo hace suyo en varias ocasiones: tanto el primer domingo de Pascua por la tarde como el tercer domingo de este ciclo litúrgico. En él nos encontramos con unos protagonistas desalentados por el aparente fracaso del Maestro; el caminante extrañamente desconocedor de los acontecimientos de Jerusalén y luego los demás hermanos a quienes los discípulos de Emaús les narran lo que les aconteció. El relato gira en torno a dos momentos de “asombro”: uno de ellos, el primero, es un asombro de extrañeza de dos hombres que parecen sentir la debilidad de su fe, ante quien no conocía lo ocurrido el viernes anterior, la m
Domingo de Pascua

Domingo de Pascua

Reflexión Dominical
  Durante estos días hemos venido celebrando los misterios de la pasión, muerte y resurrección del Señor Jesús. Han sido días intensos para orar, reflexionar y renovarnos en el Espíritu. Hoy celebramos el domingo más importante de este año de gracia 2017: la PASCUA. El triunfo definitivo de Cristo sobre la muerte y la liberación de cada uno de nosotros de la esclavitud del pecado. La Iglesia nos ha invitado a conseguir el consuelo del Señor, Sumo y Eterno Sacerdote quien se entregó por nosotros como víctima propiciatoria. El Dios de la vida nos lo devuelve lleno del esplendor de la luz victoriosa de su Pascua. Por un don especial del Espíritu Santo, por otro lado, hemos sido convertidos en herederos de los primeros discípulos y, como tales, somos testigos del Resucitado. Es
¿Resurrección?

¿Resurrección?

Reflexión Dominical
A lo largo de la historia, el tema de la Resurrección de Cristo ha generado muchas polémicas entre creyentes y no creyentes. Hay quienes dudan, otros prefieren señalar que es un invento de los cristianos, y no falta quien la compare con otras cosas. También ha sido difícil expresar que la Resurrección de Cristo tenga sus efectos transformadores en los mismos seres humanos. Más aún, nos podemos encontrar con gente que no crea en la vida eterna o que sigan hablando de la re-encarnación. Sin embargo, la Resurrección de Cristo forma parte de los misterios centrales de Jesús de Nazaret: muerto en la Cruz resucitó al tercer día. A sus discípulos les ordenó ser “sus testigos” en todo tiempo y hasta los confines de la tierra. San Pablo va mucho más allá de lo que uno podría esperarse, cuand
Ahora somos luz en el Señor

Ahora somos luz en el Señor

Reflexión Dominical
  Con mucha frecuencia nos encontramos en las páginas de la Biblia expresiones que nos hacen referencia a la transformación interior provocada por el designio salvífico de Dios. Algunas de esas expresiones, de carácter literario, encierran una dimensión profunda que muestra cómo el cambio realizado en las personas es determinante para su propia existencia: De un “antes” de separación de Dios hacia un “ahora” de comunión plena con el Señor. Es el caso que nos encontramos en la carta a los Efesios cuando el autor bíblico nos habla de la nueva forma de existencia de un bautizado. Es el bautismo el sacramento por el cual se realiza dicha transformación: “Antes (en otro tiempo) ustedes fueron tinieblas; pero ahora, son luz en el Señor”. Es fácil entender el paso de una situación a la otra: an
Jesús y la Samaritana

Jesús y la Samaritana

Reflexión Dominical
El episodio de Jesús con la Samaritana en el pozo de Jacob es un relato lleno de muchos elementos. Los exégetas dedican bastante atención para descubrir las enseñanzas allí incluidas. La Liturgia nos lo presenta como un texto para la meditación en el III Domingo de Cuaresma. En la lectura atenta y meditativa de este episodio podemos encontrar muchas pistas para la vida cristiana cotidiana y, en especial, para la preparación a la Pascua. Quisiera proponer tres elementos, de entre otros muchos que nos brinda el evangelista. Un primer elemento es el referente al encuentro-diálogo. Es muy común hallar en los relatos evangélicos cómo Jesús se va encontrando con numerosas personas y cómo establece tanto las condiciones como la realización de un diálogo. Pero, en todo caso nunca se encuent
“Este es mi Hijo amado…”

“Este es mi Hijo amado…”

Reflexión Dominical
  Cuando Yahvé llamó a Abrahán para enviarlo desde Ur de Caldea hacia la nueva tierra de Canaán, le hizo varias promesas: la de una tierra, la de ser padre de un pueblo numeroso y la de tener una especial bendición de parte del mismo Dios. Con ello, por otra parte, comenzaba a darle cumplimiento a la promesa que le ofreciera a los primeros padres de darle la salvación y alguien que la realizara. Con Abrahán, y sus tres promesas, se comienza a concretar la voluntad salvífica de Dios. A lo largo de la historia del pueblo de Israel, sobre todo con la Pascua, el cumplimiento de lo prometido iba adquiriendo fuerza. Los profetas iban preparando el camino y el pueblo, en medio de sus alegrías y vicisitudes también iban anhelando la llegada del Mesías Salvador. Luego de su llegada, con
La Tentación

La Tentación

Reflexión Dominical
Solemos hablar de las tentaciones que se nos presentan diariamente. Las hay de diverso tipo. Pedimos a Dios fidelidad y fortaleza para no caer en ellas. En el fondo, son aristas de la única y verdadera tentación: pequeñas o grandes, las tentaciones cotidianas tienen que ver con la gran y única tentación, la de creernos superiores a Dios o, al menos, igual a Él. Cada vez que oramos con el Padre Nuestro pedimos no caer en la tentación. Y es ésa, precisamente: no sustituir a Dios ni reemplazarlo por nuestra voluntad o nuestra autosuficiencia. El libro del Génesis nos relata cómo Eva y Adán sucumbieron ante la tentación que les presentara el maligno: ¡Claro que sí se podía comer del árbol del bien y del mal! ¡Claro que Dios no quería, porque si lo hacían se convertirían en otros dioses! El
www.000webhost.com